La credencial

Credencial        

La credencial es un documento que acredita para el portador la condición de peregrino. Se puede recibir tras un encuentro personal (nunca por correo) en las asociaciones, cofradías, refugios, arzobispados y otros puntos en los que ha delegado el Arzobispado de Santiago.

La credencial se consigue en las ciudades más relevantes del Camino, además de Roncesvalles. Antes era gratis, pero ahora en unos sitios cobran entre 1'00 €. en otros 2'00 €. y algunos hasta 5 €.

La credencial no genera ningún derecho; sólo demuestra que el portador es peregrino y puede así acogerse a la hospitalidad de los refugios y de la gente que encuentre en el Camino. Además, es el documento utilizado para conseguir la Compostela.

La credencial se debe sellar una o dos veces al día en los lugares por los que pasa (sellos de iglesias, refugios, hoteles, bares....), indicando la fecha, para demostrar que se está efectivamente haciendo la peregrinación.

Si no fuera posible obtenerla, puede utilizarse un diario de ruta para poder colocar los sellos, con sus correspondientes fechas.

Solicitud de la credencial de Peregrino

Volver