El camino sale a la N-120. Se sigue por ella durante más de cinco kilómetros. Para recuperar la traza de la ruta en el siguiente pueblo, Ledigos.
Al poco de iniciar la marcha por la carretera queda a la izquierda un antiguo caserón, cuyo aspecto exterior conserva aún los vestigios del hospital de peregrinos que fue. El lugar recibe el nombre de Santa María de las Tiendas y actualmente está deshabitado, aunque hay un proyecto de rehabilitación.
Un poco antes de llegar a Ledigos se pasa el Ecuador del Camino ¡¡¡ya hemos caminado la mitad del recorrido!!! (desde Roncesvalles)

6'00 Ledigos.-

El refugio es particular, de 10 camas ampliables, tiene lavadora, y servicios con agua caliente.
No hace falta entrar al pueblo, si no se necesitan sus servicios. El camino se coge antes, a la izquierda, sobre la carreterilla que va hacia Población de Arroyo.
A los 300 metros del desvío hay una pista agrícola a la derecha, conduce a Terradillos de los Templarios, situado a poco más de tres kilómetros. Antes de llegar, la pista atraviesa varios cruces. En el primero se gira a la izquierda, en el segundo se sigue de frente y en el tercero se entra en el pueblo.

9'00 Terradillos de los Templarios.-

De nuevo en esta localidad encontramos un caso de iniciativa hospitalaria particular, el refugio, tiene 25 plazas, y Marisa, atiende a todos los peregrinos. Basta con preguntar por él en cualquier lugar de Terradillos, aunque está profusamente señalizado.
A los dos kilómetros de dejar Terradillos, el Camino sale a una carretera comarcal, 400 metros después se coge una pista a la derecha. El barranco de los Templarios, es el único obstáculo que la interrumpe, para continuar sobre un inmejorable suelo de arenilla. Moratinos está a un par de kilómetros

12'00 Moratinos.-

No existe ninguna infraestructura de servicios para el peregrino.
La pista va siempre recta hasta el próximo punto, San Nicolás, a donde se llega en poco más de tres kilómetros.

15'00 San Nicolás del Real Camino.-

Tampoco hay servicios para peregrinos.
Se sale atravesando el río Sequillo, por un vado sin puente. El trazado, a causa de los cultivos, empieza a dar vueltas, en lugar de dirigirse directamente a Sahagún. Acabará saliendo a la carretera, porque sobre la N-120 está el único puente de la zona que permite atravesar el río Valderaduey.
Una gran señal indica el cambio de provincia que no está, como pudiera parecer, en el río Sequillo, a la salida de San Nicolás, sino poco después, sobre la carretera. A ésta se llega perpendicularmente, después de otros tres km. de salir de San Nicolás.
A la salida de San Nicolás se asciende un pequeño repecho, el Alto de Carrasco.
Justo en el cambio de rasante se encuentra el indicador de límite de provincias entre Palencia y León, diez metros antes del cual nos hemos desviado a la derecha para tomar una pista de tierra, cuya entrada está perfectamente señalizada.
Seguimos paralelos a la carretera, mientras al fondo ya se ve Sahagún. Tras pasar un vertedero, “animado” siempre por un importante número de grajos y cigüeñas, el camino se orienta hacia la izquierda y desciende de nuevo hasta la carretera.
Pronto cruzamos el río Valderaduey. En los guarda-raíles del puente, numerosas flechas amarillas nos señalan la entrada de un camino que parte a la derecha, perpendicular a la carretera y que 400 metros después nos deja junto a la Ermita de la Virgen del Puente. Desde aquí, sólo resta un cómodo paseo por el todavía hoy conocido como “Camino Francés de la Virgen” hasta llegar a Sahagún.
Antes de entrar en Sahagún, se pasa por debajo del trazado de la circunvalación de esta villa.
El camino de tierra que seguíamos desde la ermita finaliza en la carretera, que cruzamos para iniciar el recorrido por la calle de la Estación. Cruzamos las vías del ferrocarril por un puente y ya estamos en Sahagún. Se inicia propiamente la travesía urbana de Sahagún por la calle José Antonio, a la que siguen las calles del Peso, Rúa de las Monjas y Rey Don Alonso, para salvar luego el río Cea por un sólido puente de cinco arcos.

23'00 Sahagún.-

Durante el verano, el Ayuntamiento habilita el buen albergue de La Trinidad, que ha sido remozado últimamente, consta de 64 plazas cocina, comedor, sala de estar y duchas con agua caliente. El resto del año funciona un pequeño y mal refugio, a las afueras del pueblo.

Plano de la etapa