Desde San Marcos los peregrinos abandonamos León cruzando el puente de piedra sobre el río Bernesga, del siglo XVI. Durante algo más de un kilómetro se sigue la N-120, llegando a Trobajo del Camino.

2'00 Trobajo del Camino.-

Seguimos en León sin estar en él. Es decir, en realidad estamos en Trobajo, hoy convertido en un barrio más de la capital leonesa. Pronto nos topamos con la vía férrea. Hay que cruzarla por un puente peatonal. Unos metros después nos adentramos por la derecha en la calle del Peregrino, que transita paralela a la carretera, sólo separada de ésta por una serie de bloques de casas de los del Plan de Desarrollo. Al final de esta calle volvemos a la concurrida N-120 que seguimos en leve ascenso.
Apenas 300 metros después, a la salida de una gran curva, parte por la derecha una pista, convenientemente señalizada. Es la calle Camino de la Luz, un duro repecho de unos 200 metros con bodegas enterradas a ambos lados.
Coronado el repecho, alcanzamos la zona conocida como El Mirador (por razones que verás cuando llegues arriba), en la que hubo un crucero del que sólo queda el pedestal. Nuestra pista continúa de frente, transitando en medio de naves industriales, chatarrerías, campos yermos, etc., que poco tienen que ver con la hermosura de la ciudad leonesa.
Afortunadamente nuestro camino se halla perfectamente señalizado entre la maraña de pistas que atraviesan este tramo. Como guía nos servirá además la torre del Santuario de la Virgen del Camino y un enorme depósito de agua, elevado que se divisa ya en el horizonte.
Este laberíntico camino desemboca en la carretera que va al aeródromo militar. Nosotros seguimos de frente por una calle que cien metros después describe una curva de 90º a la izquierda para enfilar ya la explanada lateral del Santuario de la Virgen del Camino.

6'00 Virgen del Camino.-

El pueblo tiene buenos servicios, a lo largo de la carretera, aunque carece de refugio, desde que los padres dominicos lo suprimieron de las grandes instalaciones que tienen enfrente de la singular iglesia.
Desde aquí hay dos opciones para llegar a Hospital de Orbigo: por un camino que marcaron en el Xacobeo 93, o por el tradicional de siempre. Si elegimos el primero pasaremos por:

0'00 Fresno del Camino.-

No tiene servicios para el peregrino.

0'00 Oncina de Valdoncina.-

Tampoco hay servicios para el peregrino.

0'00 Chozas de Abajo.-

Tenemos un Bar y hacen bocadillos.

0'00 Villar de Mazarife.-

Refugio de 14 plazas, bares y hacen bocadillos.

0'00 Villavante.-

Bares.

0'00 Puente Orbigo.-

Bares.Y por el segundo itinerario, más tradicional y que yo aconsejo, se camina por:Junto al santuario, cruzamos la carretera para descender por una pista de tierra. Pronto se cruza un arroyo por un minúsculo puente de cemento y surge una bifurcación. Tomamos la derecha para situarnos paralelos a la N-120, muy cerca de ésta. Poco después se deja atrás el cementerio y parece que nuestra pista va a desembocar en la carretera, pero unos metros antes de que esto se produzca, un nuevo camino toma el relevo y nos mantiene a distancia de la misma.
A ocho kilómetros de nuestro punto de partida en León encontramos otro de los puntos negros y conflictivos del Camino. Se trata de un complicadísimo nudo de carreteras y salidas de autopista que ha invadido por completo el trazado original de nuestra ruta. El peregrino debe optar por seguir las flechas amarillas, que están señalizando la ruta por las cunetas, hasta atravesar el “nudo”.
El ancho arcén de la N-120 nos sitúa unos kilómetros después en Valverde de la Virgen, hasta hace poco Valverde del Camino.

9'00 Valverde de la Virgen.-

No hay servicios para el peregrino. A la vista está ya el siguiente pueblo, San Miguel del Camino. Continuaremos los dos kilómetros que nos separan, por el camino paralelo a la carretera.

11'00 San Miguel del Camino.-

A la entrada de San Miguel, cien metros antes de un panel informativo del MOPU, nos desviamos a la derecha por una pista de tierra que pronto se convierte en calle de asfalto y que atraviesa el pueblo por donde lo hacía la ruta original.
En el extremo opuesto de San Miguel regresamos a la N-120, pero sólo por unos metros. En seguida parte por el otro lado de la calzada un camino que deberemos tomar para transitar por una calle a la que asoman los portales de numerosas bodegas.
Las pistas se suceden sin solución de continuidad, y cuando parece que una va a desembocar en el asfalto surge otra que nos mantiene paralelos a la carretera, casi nunca a más de 50 metros de ésta.
Es ésta una zona de paisaje poco definido. Si hasta no hace mucho tiempo el páramo se extendía como tal hasta estos parajes, en la actualidad, la proliferación de urbanizaciones, naves industriales y el progresivo abandono de la producción cerealista y ganadera ha conformado un entorno bastante caótico en el que pretenciosas edificaciones se asientan sobre agrestes llanos, rodeadas de semiabandonados campos de cultivo.
Durante siete kilómetros vamos enlazando caminos de tierra, trozos del antiguo trazado de la carretera y pistas vecinales. A la altura de la Urbanización Camino de Santiago se toma ya una pista asfáltica que nos introduce en Villadangos del Páramo. Doscientos metros después del grupo escolar cruzamos la N-120 para entrar en su calle Real.

19'00 Villadangos del Páramo.-

Cuenta con un moderno refugio con capacidad para 46 peregrinos. Dispone además de seis duchas con agua caliente y cocina.
A la salida de Villadangos, tras cruzar el Arroyo de Lavadero, regresamos a la carretera, por la que seguiremos hasta San Martín del Camino unos tramos por camino de tierra paralelo a la carretera y otros por el asfalto de la cuneta.

23'00 San Martín del Camino.-

En la plaza de San Martín, a la altura del Bar Cubano, nos desviamos a la derecha para enfilar la calle Ancha. Al final de ésta el Camino cruza el Canal del Páramo. Las flechas pintadas en una caseta cercana señalan un estrecho paso situado enfrente.
De este lugar parte por la derecha una pista en dirección a Puente de Órbigo.

31'00 Puente de Órbigo.-

Superado este poblado enfilamos el inmenso puente romano que da acceso a las adoquinadas calles de Hospital de Órbigo.

32'00 Hospital de Órbigo.-

El peregrino de hoy dispone en Hospital de Órbigo de dos confortables refugios. Uno de ellos, el municipal (bastante alejado, situado en el Parque), cuenta con 30 literas, duchas de agua caliente y cocina completa.
El otro ha sido construido por un grupo de jóvenes alemanes, subvencionados por la empresa Mercedes Benz. Está en la calle Alvarez de la Vega y dispone de 30 camas, duchas con agua caliente y cocina.

Plano de la etapa