El Camino de Santiago abandona Santo Domingo de la Calzada por el puente sobre el río Oja, a cuya entrada se levantó una ermita en honor del Santo constructor. Se recorren ahora casi seis kilómetros por el ancho arcén de la N-120, concretamente hasta alcanzar el punto kilométrico 51 de la misma. Desde ese punto, cerca de un almacén, parte una pista asfáltica que nos conduce directamente hasta Grañón.

6'00 Grañón.-

Cuenta con un refugio de peregrinos con capacidad para 25 personas.
El Camino sigue en Grañón el trazado de la calle Mayor hasta pasar la Iglesia. Poco después, de entre dos casas, parte una calle descendente que pronto se convierte en pista de tierra. Después de 250 metros cuesta abajo, comenzamos el ascenso a la loma que queda frente a nosotros por caminos de tierra, bien señalizados, entre campos de cereal. Coronado el altillo se divisa ya al fondo Redecilla del Camino, localidad a la que nos dirigimos.
Entre Grañón y Redecilla se encuentra el límite territorial de las comunidades de La Rioja y Castilla-León.
Cuatro kilómetros después de Grañón, salimos a la N-120 al lado de las primeras casas de Redecilla del Camino.
En este mismo punto, junto a un parque centrado por un Rollo Medieval, cruzamos la carretera, y encontramos una caseta de información al peregrino, que solo funciona en verano, continuamos para atravesar Redecilla por su calle Real.

10'00 Redecilla del Camino.-

Dispone de 20 literas, duchas con agua caliente y cocina completa.
La calle Real nos deja de nuevo en la N-120, por la que seguimos hasta Castildelgado.

12'00 Castildelgado.-

Un kilómetro después tomamos un desvío a la izquierda, visiblemente señalizado, que nos conduce hasta Viloria de la Rioja,

14'00 Viloria.-

Pronto volvemos a la carretera para culminar un pequeño ascenso hasta Villamayor del Río y afrontar los cinco kilómetros que nos separan de Belorado.

17'00 Villamayor del Río.-

Es ésta una zona de campo abierto en la que es muy habitual que sople un fuerte viento de costado, lo que unido a los continuos toboganes y a caminar por la cuneta, confiere a este tramo, una aspereza mayor de la que podría apreciarse con una simple ojeada a su engañoso perfil.

22'00 Belorado.-

Antaño hubo aquí varias instituciones hospitalarias. Hoy, Belorado conserva la tradición y ofrece al peregrino dos albergues. Uno parroquial, con 22 literas, duchas con agua caliente y cocina; y otro municipal, en bastante peores condiciones.

Plano de la etapa