Burgos.- Altitud 859 m.

Su población 179.251 habitantes

A Santiago 514 Km.

Su riqueza artística y su tradición jacobea no pueden ser pasadas por alto, ni siquiera por los peregrinos más apremiados.
Burgos es hoy una moderna capital de provincia con más de 160.000 habitantes. Ello no es óbice para que conserve aún en muchos de sus barrios el viejo encanto medieval que hicieron de ella una ciudad de leyenda.
A la ciudad antigua se entraba por donde hoy entra el Camino de Santiago, por la Puerta de San Juan, junto a la que se halla el Hospital del mismo nombre (hoy Casa de la Cultura) y la Iglesia gótica de San Lesmes (patrón de la ciudad), fundada por Alfonso VI en el siglo XI, en la que abundan las representaciones del Apóstol.
En el corazón del barrio antiguo se encuentra la Catedral de Burgos. Libros enteros hay dedicados a este majestuoso edificio, obra maestra del gótico español. Baste desde aquí decir que en la actualidad está considerada “Patrimonio de la Humanidad” por la UNESCO y que tanto su interior como su exterior deslumbran incluso al profano.
Ya a la salida de la ciudad, pasado el río Arlanzón, se encuentra el Hospital del Rey, hoy sede de la Facultad de Derecho de la Universidad de Burgos, reedificado por Carlos V en 1525. Este hospital era, junto con el Hospital Real de Santiago, el mayor de toda la ruta. Destaca su grandiosa Puerta plateresca (Puerta del Romero) decorada con un relieve esculpido en la madera en el que se representa a una comitiva de peregrinos, y entre ellos a una madre que da el pecho a su hijo sin perder el paso.
Muy cerca del Hospital del Rey se halla el monasterio de las Huelgas Reales, fundado en el siglo XII por Alfonso VIII y que posee dos bellísimos claustros, uno románico y el otro gótico. Cuenta este monasterio con una talla verdaderamente singular. Santiago del Espaldarazo, figura de corte islámico con un brazo articulado que blande una espada y cuya misión era la de armar caballeros a los reyes.
Burgos cuenta además con otros muchos lugares de interés histórico artístico que, lógicamente, no es éste el lugar de describir. La iglesia gótica de San Nicolás, del siglo XV. El Arco de Santa María. El Palacio de los Condestables. La Cartuja de Miraflores, del siglo XVI. El Castillo y el Alcázar. La Iglesia de San Esteban, del siglo XIV. La Puerta mudéjar de San Esteban y tantos otros serán descubiertos “in situ” por el atento peregrino.