Castrojeriz.- Altitud 808 m.

Su población 1.124 habitantes

A Santiago 439 Km.

Ubicada en las laderas de una alta colina dominada por los restos de un castillo de origen visigodo, el “Castrum Sigerici”. Castrojeriz es fiel reflejo de poblado asentado en torno al Camino de Santiago. No en vano, su calle camino pasa por ser la más larga de toda la Ruta.
Considerado como uno de los hitos de mayor interés histórico en el camino de Santiago, encontramos el bello pueblo de Castrojeriz. Su rica historia podríamos llevarla hasta la consideración como castro visigodo, o quizás, también, castro romano, (dicen que fue fundada por Julio César) en cuyo castillo se desarrollaron importantes batallas entre cristianos y moros.
En el año 882 un capitán de foramontanos, Nuño Núñez, repuebla la antigua población destruida por los árabes. En el 974 obtuvo el primero de los fueros castellanos por el Conde García Fernández y en 1131 Alfonso VII pudo anexionarla definitivamente a la corona de Castilla.
Su casco antiguo, situado en la parte media-baja de la falda de la montaña, configura uno de los trazados urbanos más largos por los que discurre del Camino de Santiago con casi un kilómetro de longitud. En tiempos en él se situaban monumentales iglesias, tres conventos, hospitales (llegó a tener hasta siete), hospederías, mesones e importantes comercios en los que se expendían abundantes viandas traídas de ultramar.
Su casco antiguo cuenta con casas blasonadas como la Casa del Cordón o el Palacio de los Gutiérrez-Varona, ejemplo de palacio renacentista. También posee algunas casas que recuerdan la arquitectura tradicional del lugar, entre las que destaca la antigua sinagoga (hoy mesón el Lagar) y muchas casas de piedra y tapial o adobe como la del Museo Etnográfico, con un interesante lagar, aperos y máquinas de labranza.
En el conocido como “barrio” de la Colegiata de Santa María del Manzano, se encuentra este impresionante templo construido entre los siglos IX y XIII, en cuyo interior se guarda la patrona de Castrojeriz, la Virgen del Manzano, cuya patrona ya es citada en las “Cantigas” de Alfonso X el Sabio como Virgen muy milagrera, es una hermosa talla gótica en piedra policromada. Posee además sendos retablos de estilo barroco-rococó con un Santiago peregrino y algunas pinturas de Mengs. Contiene también, una talla de Nuestra Señora del Pópolo, del siglo XVI, numerosos enterramientos, entre los que destaca el de Doña Leonor reina de Aragón, un retablo rococó en el Altar Mayor, y una Piedad, obra de Brunzino.
Siguiendo el itinerario podemos encontrar, a la izquierda, el convento de San Francisco, del cual desgraciadamente tan sólo quedan algunos arcos en pié.
Entrando ya en el casco viejo, entre las iglesias que se mantiene en pié destaca la iglesia parroquial de Santo Domingo, de los siglos XVI y XVII, que conserva en su interior un interesante museo parroquial con piezas de orfebrería y ornamentos, valiosas tallas y una colección de tapices del siglo XIV pertenecientes al círculo de Rubens conocida como “Las Artes Liberales".
Un poco más adelante llegamos a la plaza Mayor, la cual aparece porticada en uno de sus lados, destacando, en uno de sus testeros, el Ayuntamiento con una curiosa torre con reloj. De la antigua iglesia de San Esteban apenas queda algunos restos sobre los cuales recientemente se ha construido un nuevo refugio de peregrinos.
Hacia la salida del pueblo y siguiendo el itinerario longitudinal de la Calle Real, podemos encontrar la iglesia-fortaleza de San Juan Bautista, de traza gótica, construida entre los siglos XIII y XVI, la cual posee un espléndido claustro gótico con un bello artesonado mudéjar.
Entre otros monumentos de interés con que cuenta Castrojeriz, podemos destacar también el monasterio de Santa Clara, fundado por Alfonso X el Sabio, el cual cuenta con un templo gótico del siglo XIV y algunas tablas barrocas. Hoy día está habitado por las hermanas clarisas, entre cuyos quehaceres, además del místico, destaca la interesante tarea de endulzarnos un poco la vida con sabrosas pastas y pasteles.