Liédena.- Altitud 450 m.

Su población 338 habitantes

A Santiago 742 Km.

Existió un asentamiento romano en su término, hoy confirmado por la existencia de restos de una "villa".
Encontradas dos hachas pulimentadas de la Edad de Bronce. A época romana pertenece la Villa de Foz; situada a 2 Km del núcleo urbano sobre el Río Irati, contiene materiales pertenecientes a los siglos II y III; de las excavaciones realizadas han sido hallados restos de cerámica, utensilios, una inscipción funeraria y un fragmento de arma.
Sancho I Garcés de Pamplona donó la villa en 918 al Monasterio de Leyre, a pesar de lo cual permaneció en poder de miembros del linaje Almoravid hasta 1104, en que fué reintegrada junto con su Iglesia a dicha abadía. En 1647 constituía una de las cuatro zonas, además de Urraul Alto, Urraul Bajo y Romanzado, en que se dividía el corriedo de Liébana, que en 1845 se separó en los ayuntamientos de Liédena y Yesa.
Sobre el río Irati y frente a la Foz de Lumbier, se encuentra la villa de Liédena, ejemplo de una explotación agraria y ganadera propia del ager de la zona media de Navarra, cuyos restos presentan edificaciones de los siglos I a IV. En ella destacan la casa del dominus de la propiedad, con sus termas, su peristilo y su estanque; y, por otra parte, la zona de viviendas y faena de los trabajadores con su lagar, prensa para exprimir oliva, molino, almacenes y bodega. Existen así mismo unos pequeños emplazamientos destinados, quizás, para habitaciones de un destacamente militar del señor y propietario del lugar.
La Iglesia de Santa María de Belén es un edificio moderno y su interés radica en el retablo mayor. Éste presenta relieves romanistas de hacia 1630, obra de Juan de Berroeta, insertos en una mazonería barroca. La hornacina central la ocupa una talla gótica de la Virgen con Niño y, en el transepto meridional, un Crucificado del siglo XVII.
Construido en el siglo XVI, en la boca de la foz de Lumbier, está el puente del Diablo. Fue hundido por los franceses en el año 1812 y figura como blasón en la heráldica del municipio.
Frente a él se ubican los restos de la villa hispano-romana de Liédena. Muestra al exterior la planta de dos edificaciones superpuestas, una más sencilla perteneciente al siglo II y otra más extensa del siglo IV.