Monasterio de Vilar de Donas.-

Desde Portos (Eirexe), muchos peregrinos se desviaban hacia Vilar de Donas. Su templo románico es monumento nacional. A dos kilómetros del camino. Importante templo románico, hoy Monumento Nacional en cuyo ábside se conservan unos interesantísimos frescos medievales del siglo XIV. En el siglo XII se instalaron aquí los caballeros de la Orden Militar de Santiago, que combatían a los salteadores que abundaban en el Camino, y esta iglesia fue el lugar de enterramiento de los miembros de la Orden en Galicia. La iglesia de Vilar de Donas sigue siendo uno de los ejemplos más importantes del románico gallego en el Camino de Santiago. Tiene planta de cruz latina con tres ábsides abovedados, crucero con bóveda de crucería y nave cubierta con armadura de madera. Su interior guarda sepulcros de los caballeros de la Orden de Santiago. Más interesantes todavía son los frescos que cubren, como un retablo, los muros del ábside central. En la parte baja está Cristo Varón de Dolores entre los reyes Juan II, María de Aragón y su hijo Enrique; el nivel central está ocupado por una Anunciación, con María y el Arcangel San Gabriel, flanqueando la ventana que ilumina el altar. La parte superior corresponde a la bóveda del ábside, con un simbolismo que alude a la bóveda celeste, y donde se representa a Cristo como juez, en una mandorla sostenida por ángeles. Estas pituras góticas se realizaron para el Año Santo Compostelano de 1434, en tiempos de Juan II, monarca protector de los peregrinos, a quienes dió un salvoconducto que aseguraba la protección regia en el Camino de Santiago.