Mansilla de la Mulas.- Altitud 799 m.

Su población 1.735 habitantes

A Santiago 320 Km.

El territorio que hoy ocupa Mansilla de las Mulas formaba parte de la antigua región Astúrica habitada por los astures-lancienses quereconocían comocapital la cercana Lancia. Existía en este lugar un Mansum: "asentamiento en casa aislada en tierra fértil de cultivo" que al llegar los romanos hacia el año 70, lo rodean de murallas y lo dan el nombre de Mansiella o Mansella constituyéndola en mansión militar.
El actual aditamento "de las Mulas" se debe a las afamadas ferias que desde la Edad Media se celebran en esta villa. Hacia la mitad del siglo VI conquistaron el territorio los godos que arrasaron y destruyeron la fortaleza y más tarde invadieron estas tierras los árabes. Ya en el año 753 se apoderó de la villa el rey Alfonso I El Católico.
En Mansilla confluyen dos caminos que parten desde Calzada del Coto, ambos próximos y prácticamente paralelos.
El de la derecha, la Calzada Romana o Vía Trajana y el de la izquierda el Real Camino Francés, el más frecuentado en la actualidad y recientemente acondicionado con un buen firme, arboleda y áreas de descanso de tramo en tramo.
Antigua villa amurallada sobre el río Esla, del siglo XII, tenía cuatro puertas. Sólo se conserva el arco oriental, por el que entran los peregrinos a la calzada. Del resto apenas quedan algunas torres y almenas, además de la Puerta de la Concepción.
Los monumentos más notables son:
La iglesia parroquia de Santa María, es del siglo XVI. Fue la primera iglesia que existió en la localidad hasta el año 1220. El edificio actual es del siglo XVIII y está construido sobre el anterior. Tiene planta basilical, con tres naves, crucero y cúpula sobre pechinas. El retablo del Altar Mayor es del siglo XVIII y fue restaurado el año 2002. Consta de tres cuerpos y un ático rematado por un florero. El banco del retablo está integrado por interesantes pinturas en tabla que representan a los Evangelistas y a los Padres de la Iglesia. Lo más valioso es su imagen central, una talla gótica de la Virgen del siglo XVI.
La iglesia de Nuestra Señora de Gracia. Este santuario es un edificio rectangular de una única nave, dividida en dos tramos: Cuerpo del Santuario y Gran Capilla del Presbiterio. Posee un alto campanario que hace las veces de fachada del Santuario y una entrada en arco. El conjunto del templo está dotado de extraordinaria luminosidad debido a sus ocho grandes ventanales a la manera medieval, es decir, emplomados y cubiertos por vidrio coloreado.
La de San Martín, que solo conserva la torre, del siglo XV. Surgió como iglesia independiente de la de Santa María a partir del año 1220. Presenta una planta rectangular de una única nave, con un arco apuntado de sillería en su primera construcción y un arco de medio punto en la ampliación realizada en los siglos XVI y XVII. Lo más valioso del templo era el artesonado mudéjar según se deduce de los escasos restos que se conservan en la actualidad. En 1990 la Junta de Castilla y León Restauró y rehabilitó el templo por completo y hoy es propiedad del Ayuntamiento y Casa de Cultura.
El convento de San Agustín, fundado en el año 1500.
Puertas. De las cuatro entradas que tenían las murallas, se conservan: La Puerta del Castillo, situada al sureste y entrada del Camino Francés, aquí está localizado el Monumento al Peregrino. Los restos que quedan de ella demuestran que era la entrada principal de la Ciudad. La Puerta de La Concepción, entrada de la calzada romana en el pueblo es la puerta que mejor se ha conservado. Está realizada en piedra, con sillares y presenta arco apuntado.
El Crucero. Este moderno crucero, heredero de tantos y tantos otros en la Historia del Camino Jacobeo, está presidido por las figuras de los peregrinos; figuras cansadas, pero felices, serenas, a los pies del Cucifijo, que esperan culminar con éxito su peregrinación.