Sarria.- Altitud 453 m.

Su población 12.612 habitantes

A Santiago 110 Km.

Estamos en el punto kilométrico 112 con relación a Santiago. Es el pueblo donde dan comienzo actualmente el mayor numero de peregrinos a pie, ya que es la distancia minima para conseguir la Compostela.
De la Villa de Sarriá, hay que destacar el casco viejo, que ocupa la ladera del un "outerio", en cuyo lugar y en la antigüedad más remota hubo un asentamiento romano. Posteriormente fue repoblada por el Rey Alfonso IX y durante la Edad Media establecieron su sede en el castillo los señores feudales Condes de Sarriá.
La villa de Sárria es eminentemente jacobea. Presidida en otro tiempo por la fortaleza de los Condes de Lemos y Sárria, que en la Vilanova, la actual villa de Sárria, mantuvo hospitales, San Antón, San Lázaro y San Roque y un monasterio de Agustinos, el de Santa María Magdalena con una clara vinculación a las peregrinaciones, perviviendo esos hospitales, como centros de acogida hasta bien entrado el siglo XIX.
Nacida en los caminos tenía la villa cuatro puentes: Ponte Ribeira, Ponte Vella, Ponte do Mazadoiro y Ponte da Áspera, que permitían salvar los ríos Sárria y Celeiro. Hoy ya son quince los puentes que tiene la villa, y el núcleo originario, fundado por Alfonso IX, en los años finales del siglo XII, se esparcían por la vega, invadiendo tierras de cultivo que en otros tiempos formaban parte de parroquias de los alrededores. Hoy Sárria es una villa moderna y bien urbanizada, con mas de 12.000 habitantes
Merecen especial atención el templo parroquial de Santa Marina, edificado sobre otro anterior de corte románico, tiene una bonita torre chapitelada. La iglesia gotica del Salvador, de base románica, de planta rectangular, el ábside es románico, y está al pie del Camino. El convento de la Magdalena, del siglo XIII, de estilo gótico-isabelino, de gran tradición hospitalaria en el medioevo que fue fundado por dos monjes italianos de la Congregación de la Penitencia de los Mártires de Cristo, bajo la regla de San Agustín. Finalmente el Hospital de San Antonio, hoy convertido en juzgado, en el que se daba a los peregrinos agua, luz, cama y cirujano, y la Ermita de San Lázaro Antiguo hospital de leprosos del siglo XIV al XVIII.